En busca de “El Dorado” de la innovación social

 

Siguiendo con los libros como fuente de inspiración para estos artículos, quiero poner en relieve una joya literaria escrita por la peruana-chilena Isabel Allende, me refiero a “Inés del Alma Mía”, un libro que sin duda es de mis favoritos a pesar de ser un relato histórico. Quizá algo crudo y trepidante para mi gusto porque narra la historia de la conquista de Chile y previamente la de Perú, visibilizando lo sádicos que fueron los españoles para vencer a los incas peruanos y a los mapuches chilenos, pero a la vez encantadora y reflexiva porque relata el cómo una mujer de la tradicional y recatada sociedad del siglo XVI pudo conquistar y fundar la ciudad de Santiago. Esta mujer es Inés Suárez, una joven y humilde costurera española que se embarca hacia el nuevo mundo para buscar a su marido, perdido en sus sueños de gloria de encontrar el famoso “El Dorado” al otro lado del Atlántico. Y así como él, muchos fueron los españoles a los que su gran imaginación los llevó a ver en sus sueños delirantes un brillante pueblo con calles y casas bañadas de oro, donde el codiciado metal era tan abundante y común que prácticamente todo lo que se construía y usaba era de oro. El resto de la historia de los conquistadores en tierras sudamericanas es conocido por todos, ya que definitivamente los españoles encontraron el deseado oro.

Haciendo una simpática analogía, el Hub lanzó recientemente Wakiy, el programa de innovación abierta que busca “El Dorado” de la innovación social, un modelo colaborativo que aborde soluciones sostenibles a desafíos sociales en comunidades aledañas a operaciones mineras de nuestras socias. Los retos a los que se buscan propuestas de solución son: (i) Maximizar acceso a nuevos proveedores locales de las operaciones, para diversificar proveedores, fortalecer la cadena, mejorar la inversión local y generar empleo en la comunidad. (ii) Fortalecer la infraestructura en temas de conectividad en las zonas rurales (foco en educación). (iii) Mejorar el relacionamiento y la comunicación interna y externa, con miras a la mejora de la percepción. (iv) Apoyar/promover actividades productivas en las comunidades que sean sostenibles e independientes.

Las propuestas que cumplan características como viabilidad, integridad y coherencia, formarán parte de la robusta agenda de la MesaHub Comunidades, espacio en el que se presentan soluciones sostenibles a los desafíos previamente mencionados a través de la articulación con potenciales aliados. En la medida en la que las propuestas levanten interés, el Hub podrá apoyar en la búsqueda de recursos y actores para apalancar la implementación y maximizar el impacto.

Cabe resaltar que Wakiy no es un concurso, es un portal para visibilizar y acercar tu propuesta de modelo colaborativo al sector minero. Pero, las soluciones que se planteen deben responder a la implementación de una forma de trabajo sostenido en el tiempo, es decir, no ser intervenciones puntuales de ayuda social. Wakiy no exige innovación tecnológica pero sí un modelo innovador que suponga compromisos y beneficios para todas las partes involucradas, de esta forma ninguna parte queda supeditada o dependiente de la otra.

La búsqueda de “El Dorado” de la innovación social se da para poder pasar de la filantropía a la innovación, de la responsabilidad social a la generación de beneficios compartidos, y así encontrar finalmente el tan deseado oro. Wakiy, que significa conectar/colaborar en quechua, estará abierta durante todo el año en nuestra página web. Si tienes consultas o feedback, no dudes en escribirme.

Por: Valeria Sosa
Ejecutiva de proyectos en el Hub de Innovación Minera del Perú
[email protected]

ATRÁS
Facebook Twitter Linkedin Pinterest Google +
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com