¡Qué bonita vecindad!

¿Quién no ha visto alguna vez El Chavo del Ocho? Serie producida en México entre los años 70 y 80 que ha sido transmitida en más de 20 países en estos 50 años. Si quisiéramos hablar de la serie podríamos tomarnos horas y horas, o más bien dicho páginas y páginas, abordando temas como derechos legales, crítica social, conflictos entre los actores, entre otros. Pero quiero que nos enfoquemos en La Vecindad, más allá de este espacio físico, un punto de encuentro de expectativas e intereses.

“La vecindad acogía a la clase media, al capitalista, a los que añoraban zafar de su condición social, a los estigmatizados (como la Bruja del 71) y a los mendigos… la vecindad los vinculaba en su dinámica social. Esta se volvía el espacio donde se entrecruzaban las expectativas, las clases y los intereses en una suerte de equilibrio social priista que, pese a los profundos recelos, nunca se rompía”.

(Esteban De Gori, 2014)

En el Hub, en estos más de dos años y medio, vamos creando una vecindad, donde si bien pueden confluir diversas expectativas, al final siempre prima el interés en innovar. Hace unos meses, en una sesión MeetHub contamos con la participación del equipo Kurku Wind, startup peruana quienes presentaron su aerogenerador vertical para energía eléctrica con un claro llamado a probar en campo. De pronto, la magia de la vecindad empezó a cobrar vida: nuestro socio proveedor Schneider Electric levantó la mano con ese espíritu de innovación y colaboración que siempre tratamos de impulsar en estos espacios de conexión. Así se inició un trabajo colaborativo por parte de ambos equipos, y que en estos días, unos 4 meses después del primer encuentro, viene con una propuesta mejorada de monitoreo inteligente que está siendo evaluada por 3 empresas mineras, siendo la principal propuesta de valor la generación de energía en zonas sin acceso a la red eléctrica y el principal reto hacerlo económicamente viable.

En nuestra vecindad hay disposición a evaluar y probar en campo, y ajustar lo que se tenga que ajustar, al fin de cuentas, es lo que se hace en una bonita vecindad.

Por: Pía Torres
Ejecutiva de Proyectos senior del Hub de Innovación Minera del Perú
[email protected]

ATRÁS
Facebook Twitter Linkedin Pinterest Google +
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com